Los efectos de fumar sobre su salud en general son bien conocidos: riesgo alto de cáncer de pulmón, problemas respiratorios, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD (EPOC))… la lista sigue. Pero es posible que no sepa que fumar también puede desencadenar problemas de salud dental y además dificultar el tratamiento de esos problemas.

¿Cómo afecta mi salud dental el tabaquismo?

  • Los dientes se desgastan más rápidamente. Los habanos, el tabaco de mascar y las hojas de tabaco sin procesar (utilizadas para armar habanos) contienen pequeñas partículas que son abrasivas para los dientes. Cuando se mezclan con la saliva y se mastican, se forma una pasta abrasiva que con el tiempo desgasta los dientes.
  • Menos opciones de tratamientos dentales. El daño a su boca que provoca fumar incluye un flujo sanguíneo reducido, mayor presencia de bacterias e inflamación. Estos problemas pueden dificultar el reemplazo de dientes que pierde. Por ejemplo, los implantes o puentes  pueden no ser una opción de reparación porque los dientes de alrededor y su mandíbula pueden estar debilitados debido a una infección o caries y no son suficientemente fuertes como para soportar estos procedimientos.
  • Puede ser más difícil tratar la enfermedad de las encías. Fumar afecta la capacidad de su sistema inmunológico de hacer su trabajo, así que si es fumador y está recibiendo tratamiento por enfermedad de las encías, es posible que resulte más dificultoso combatir los problemas asociados a esta enfermedad. Fumar también limita el crecimiento de los vasos sanguíneos, lo que retrasa la cicatrización posterior de los tejidos de las encías después de una cirugía bucal o una lesión.
  • Tiene más probabilidades de enfermarse. El tabaco reduce la capacidad del cuerpo para combatir infecciones, como infecciones en la boca o las encías. Una simple infección puede desencadenar algo peor, como una  sepsis.
  • Mayor riesgo de sufrir otros problemas. Los fumadores tienen el doble de probabilidades de sufrir  enfermedad de las encías que los no fumadores.

¿Y qué sucede si mastico tabaco?

Se sabe que el tabaco sin humo (también conocido como “snuff” o tabaco para mascar) causa cáncer en la boca, los labios, la lengua y el páncreas. Al igual que los cigarrillos, el tabaco sin humo puede provocar mayor incidencia de  cáncer en la boca. De hecho, los productos de tabaco sin humo, al igual que los cigarrillos, contienen al menos 28 químicos que causan cáncer.

Estos son algunos otros peligros conocidos para la salud:

  • Riesgo de cáncer de laringe, esófago, colon y vejiga, porque las toxinas del juego que produce masticar se pueden tragar.
  • Irritación de tus encías, que puede desencadenar  enfermedades en las encías (periodontales).
  • Mayor riesgo de caries, ya que por lo general se añade azúcar para mejorar el sabor del tabaco sin humo.
  • Sensibilidad y erosión de los dientes debido a la arenilla y el polvillo del tabaco para mascar, que desgastan los dientes.

¿Qué puedo hacer?

Si es fumador, puede empezar por entender que la dependencia del tabaco es un trastorno de adicción a la nicotina.

Hay cuatro aspectos relacionados con la adicción a la nicotina:

  1. Físico
  2. Sensorial
  3. Psicológico
  4. Conductual

Ciclo de adicción a la nicotina

Fuentes: Academia de Odontología General, la Asociación Dental Americana y los  Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí